Iniciar sesión: Media Center

Compra nuestro chocolate online:

Acceder a la tienda online
El chocolate caduca

¿El chocolate caduca? Respuesta, conservación y más

Que un producto tenga fecha de caducidad, no siempre significa que caduque, ni mucho menos que lo haga justo ese día que marca la etiqueta. Hay alimentos, como el chocolate, que pueden durar en perfecto estado mucho tiempo, especialmente si se conservan correctamente.

A continuación vamos a hablarte sobre la caducidad del chocolate, los motivos que lo hacen tan duraderos, la clave para que conserven su gusto mucho tiempo, el fat bloom y mucho más. Una información muy útil para tu día a día y ¡para compartir con tus amigos y familiares!

¿El chocolate caduca? Respuesta correcta

El chocolate caduca, pero no como lo hace el jamón dulce o una pechuga de pollo. Cuando estos productos pasan su fecha de caducidad se suelen enmohecer y estropear, dejando de ser aptos para el consumo. 

En cambio, el chocolate tiene una fecha de consumo preferente, que en los envases se indica como “consumir preferentemente antes del fin de:” y a continuación se muestra una fecha con formato mes + año. Esto quiere decir que es mejor consumirlo antes de la fecha indicada, pero que si se consume después el producto puede seguir estando igual de bueno, siempre y cuando se haya conservado adecuadamente.

La explicación se encuentra en que el chocolate es un producto rico en grasa y azúcar con una humedad muy baja. La ausencia de agua y su alto contenido en grasa hacen que sea un producto muy duradero, si se conserva correctamente. Los chocolates de Torras tienen una fecha de consumo preferente que puede variar de los 12 a los 26 meses. 

Chocolates Torras Tienda

¿Cómo conservar correctamente el chocolate?

Respetar las condiciones de conservación indicadas en el envase son vitales para que el producto llegue al final de su vida útil en perfectas condiciones.

Si un chocolate pasa calor (por encima de los 26ºC durante más de 2 horas) se empezará a fundir. Una vez abierto, debe cerrarse debidamente y evitar exponerlo a fuertes olores para que no pierda su sabor y características organolépticas.

Tampoco es recomendable guardar el chocolate en la nevera, ya que el cambio brusco de temperatura es el que provoca que aparezca el fat bloom al poco tiempo, es decir, que se ponga blanquecino. Este fenómeno se produce porque, con el contraste, los cristales de grasa de la manteca de cacao se “separan” del chocolate subiendo a la superficie del mismo.

Si un chocolate se conserva adecuadamente puede durar toda su vida útil e incluso más. Podemos decir que la mayoría de veces que una tableta de chocolate se “estropea” es por culpa del calor o de conservarlo en la nevera.

¿Pasa lo mismo con todos los tipos de chocolate?

El cacao tiene una vida útil muy larga y es por esa razón que el chocolate negro es generalmente el que más dura. Lo mismo pasa con el cacao en polvo puro, que tarda muchos meses en perder sus propiedades.

El chocolate con leche y el blanco suelen tener una fecha de caducidad menor que la del negro, ya que contienen lácteos. Lo mismo pasa con los chocolates que contienen frutas y frutos secos debido a que estos mismos ingredientes se pueden enranciar provocando malos sabores.