Iniciar sesión: Media Center

Compra nuestro chocolate online:

Acceder a la tienda online
Conservar chocolate en verano

Cómo conservar el chocolate en verano sin que se derrita

Guardar el chocolate en casa representa un desafío cuando llega el calor. Si eres de los que no dudan en poner las tabletas en la nevera para evitar que se derritan, debes saber que es el motivo principal por el que pierden su sabor y les aparece ese característico color blanquecino, una reacción conocida como fat bloom.

Entonces, ¿cómo puedes conservar sus propiedades y textura en verano? A continuación te explicamos cuál es el mejor sitio de casa y 4 formas de hacerlo correctamente.

Chocolates Torras Tienda

¿Dónde guardar el chocolate en verano?

La despensa de casa suele ser el mejor lugar donde almacenar el chocolate. Normalmente, se trata de un lugar sin contrastes de calor, sin olores fuertes, seco y alejado de la luz solar.

Según los expertos, el sitio donde guardes el chocolate debe tener una humedad inferior al 60% y una temperatura entre los 15 y los 18º C. De esta forma, queda claro también que las condiciones que ofrece una nevera están alejadas de lo recomendable.

4 formas de guardar el chocolate en la despensa sin que se derrita

Estas son las 4 formas más recomendables de conservar el chocolate en verano y también durante el resto del año. Aun así, ten en cuenta que siempre se conservará durante más tiempo el chocolate negro que el blanco, ya que la leche y el azúcar son dos ingredientes que pueden provocar que se estropee un poco antes. 

¿Sabías que en Torras tenemos chocolate blanco sin azúcares que sabe tan dulce y rico como las tabletas con azúcar?

1- Poner el chocolate en una bolsa hermética

Las bolsas herméticamente cerradas, como las que se usan para congelar, son un aliado muy bueno para nuestro propósito de que el chocolate se conserve correctamente y no coja malos olores. Intenta cerrarlas de forma que no entre demasiado aire y no dudes en partir la tableta en varios trozos para que te quepa mejor. 

2- Guardar el chocolate en un frasco de cristal

Los frascos de cristal también son un recipiente muy adecuado para conservar el chocolate, ya que aislamos los otros olores que pueda haber en la despensa. Incluso puedes combinarlo con el anterior método, de manera que termines teniendo en un frasco grande varias bolsitas herméticas con distintos tipos de chocolate.

3- Envolver el chocolate en un papel de cocina

Si el principal problema de tu despensa es que tiene más humedad de la que debería, la solución es envolver la tableta de chocolate con papel de cocina. Ayudará a mantener la humedad alejada del cacao y conservar la textura y el sabor durante más tiempo.

4- Conservar el chocolate en papel de aluminio y un frasco metálico

Por último, también se puede usar papel de aluminio para aislar el chocolate e introducirlo en un frasco de cristal o incluso de metal, ya que es otro material que permite que el chocolate se mantenga seco y fresco. Con un rotulador, puedes escribir en el papel de aluminio qué tipo de chocolate tienes guardado para evitar tener que destaparlo cada vez que se te antoje un trocito.

¿Se puede congelar el chocolate?

Tal y como te comentamos anteriormente, es posible congelar el chocolate y mantener su sabor una vez descongelado.

El proceso de congelar el chocolate no podría ser más sencillo: tan solo hay que trocear la tableta, ponerla en una bolsa hermética de congelación y guardarla en el congelador. Para que se conserve bien, debes quitar todo el aire de la bolsa antes de cerrarla

Además, te recomendamos que, antes de trocear el chocolate, lo pongas en el frigorífico para que se enfríe un poquito, de manera que el contraste de temperatura no sea tan brusco. Si no lo haces, te arriesgarás a que el chocolate quede más quebradizo y menos consistente, especialmente si la tableta es bastante fina.

Chocolates Torras Tienda