Iniciar sesión: Media Center

Compra nuestro chocolate online:

Acceder a la tienda online
Congelar chocolate

¿Se puede congelar el chocolate y mantener su sabor?

Hay algunos alimentos que damos por hecho que se pueden congelar y otros que quizás no nos habíamos planteado la posibilidad de hacerlo hasta ahora. Uno de los que suelen ser menos comunes de ver dentro de un congelador es el chocolate, especialmente en forma de tableta. 

Como una tableta dura bastante en el frigorífico, solemos dejarla ahí durante mucho tiempo. Sin embargo, conservarla en el congelador tiene muchas ventajas. A continuación te explicamos por qué deberías empezar a hacerlo y de qué forma lograrás mantener su sabor y textura al máximo.

¿Por qué congelar el chocolate?

Comer chocolate regularmente no tiene por qué ser perjudicial, sino todo al contrario, ya que aquellas tabletas con un alto porcentaje de cacao tienen muchísimos beneficios para nuestro organismo, desde la regulación de la presión arterial hasta la mejora de la actividad cerebral. El problema está en que muchas veces no somos capaces de comer solo una o dos onzas al día y, entonces, estaremos excediéndonos de las cantidades recomendadas y puede pasar a ser contraproducente.

Congelar la tableta de chocolate sirve para no tener esa tentación de comer chocolate a todas horas y sin saber cuándo parar. Tener que esperar un ratito para atemperar (descongelar un poco) el chocolate antes de comerlo ayudará a que nuestro cerebro calme su ansiedad por comer dulce.

En la otra cara de la moneda nos encontramos aquellas personas que no suelen comer mucho chocolate y solo lo hacen muy de vez en cuando, o incluso aquellas que tan solo lo usan para hacer recetas. Normalmente guardan la tableta en la nevera, pero el chocolate termina poniéndose blanquecino al cabo de pocas semanas y pierde su sabor y textura. En cambio, si pones el chocolate en el congelador puede llegar a conservarse perfectamente durante 6 meses. 

Chocolates Torras Tienda

¿Cómo congelar el chocolate correctamente?

El proceso de congelar el chocolate no podría ser más sencillo: tan solo hay que trocear la tableta y ponerla en una bolsa de congelación. Sin embargo, hay dos pequeños trucos que debes conocer para que quede perfecto cuando lo descongeles:

PRIMER TRUCO:

Antes de trocear el chocolate debes ponerlo en el frigorífico para que se enfríe un poquito, de manera que el contraste de temperatura no sea tan brusco. Si no lo hacemos, el chocolate quedará más quebradizo y menos consistente, especialmente si la tableta es bastante fina.

SEGUNDO TRUCO:

Debes quitar todo el aire de dentro de la bolsa antes de cerrarla. Si sabes que vas a tener mucho tiempo congelado el chocolate puedes usar una bolsa de envasado al vacío. En cambio, si vas a ir cogiendo trocitos de vez en cuando te será mucho más útil usar una bolsa con un cierre zip hermético.

Estos trucos para congelar chocolate servirán tanto para el chocolate negro como cualquier otro tipo de tableta, como las de chocolate blanco o con leche. Aun así, recuerda que el chocolate que puedes comer regularmente es aquel con un alto porcentaje de cacao o los que no tienen azúcares añadidos. Conoce los chocolates orgánicos y sin azúcar de Torras y date un pequeño capricho en tu día a día de forma saludable.

Chocolates Torras Tienda

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy