Iniciar sesión: Media Center

Compra nuestro chocolate online:

Acceder a la tienda online

Helado de chocolate casero sin usar heladera

Si eres amante de los helados, tanto para refrescarte en verano como para curar todos los males en invierno, te animamos a que pruebes de hacer tus propias recetas en casa. En anteriores ocasiones te hemos explicado cómo hacer un helado bajo en calorías o incluso cómo prepararlo sin usar nata, así como recetas tan originales como un helado de galleta rellena de mascarpone y cubierta con chocolate.

En esta ocasión el desafío es hacer un helado de chocolate casero sin usar heladera. Verás que no es un aparato imprescindible para lograr la textura ideal y que no tiene ninguna complicación. Sigue los siguientes pasos y fíjate en los consejos que te damos al final para lograr un helado verdaderamente cremoso.

Ingredientes para hacer un helado de chocolate sin usar heladera

  • 160 g de chocolate fondant.
  • 300 ml de leche.
  • 300 ml de nata para montar.
  • 120 g de azúcar glas.
  • 6 yemas de huevo.
  • Opcional: almendras tostadas, nueces o galletas crujientes.

Te recomendamos usar un chocolate fondant de al menos el 70% de cacao para lograr un aroma y un sabor intenso, incluso mezclado con el resto de ingredientes. En Torras, además, encontrarás chocolate fondant orgánico con ingredientes de producción ecológica, de manera que también mantendrá sus propiedades beneficiosas.

Pasos para preparar un helado de chocolate casero sin heladera

  1. Pon la leche y la nata en un cazo y mézclalas bien. 
  2. Pon el cazo al fuego hasta que empiece a hervir. En ese momento apártalo del fuego y espera hasta que la mezcla esté tibia.
  3. Aprovecha el tiempo que tarda la mezcla en enfriarse para batir las yemas con el azúcar.
  4. Con la mezcla tibia, agrega las yemas batidas con el azúcar en el cazo y ponlo de nuevo en el fuego, esta vez a fuego lento y sin parar de remover. Hazlo hasta que la textura sea parecida a la de unas natillas.
  5. Retira el cazo del fuego y añade el chocolate troceado, removiendo para que se disuelva bien. Espera a que la crema esté fría y métela en la nevera un par de horas.
  6. Pasadas las dos horas, mete la crema en el congelador durante 1 hora. Si lo has hecho todo correctamente, al sacarlo verás que ya se está empezando a congelar por los bordes. Vuelve a remover bien y a congelarlo.
  7. Repite esta operación 3 veces más, dejando pasar media hora. De esta forma evitarás la formación de hielo y lograrás un helado mucho más cremoso.
  8. Una vez lograda la textura que queremos, puedes espolvorear por encima avellanas, nueces, galletas o cualquier otro “topping” que te guste.

Antes de terminar, déjanos hacer énfasis en 3 cosas importantes. La primera es que, tal y como te lo explicamos en la preparación, resulta fundamental remover varias veces el helado para lograr la textura deseada.

La segunda observación es que el helado necesita un ingrediente graso para que la textura sea cremosa. Por eso se suele usar nata o huevos, aunque para un helado vegano puedes sustituirlo por plátano, por ejemplo. Además, alimentos dulces como la miel o el azúcar ayudan a que no se formen cristales de hielo.

Por último, ten en cuenta que el chocolate debe ser fondant o para postres. Su composición tiene más manteca de cacao que las tabletas normales y es la clave para que se derrita con la mezcla caliente, incluso sin usar microondas. 

Tarta de chocolate vegana sin horno
Tarta de chocolate vegana sin horno: Receta saludable
Crema de chocolate blanco para relleno y cobertura
Trenza de chocolate
Trenza de hojaldre y chocolate con masa quebrada
Granizado de chocolate
Granizado de chocolate: cómo hacerlo en casa fácil
Tarta de galletas y chocolate
Tarta de chocolate y galletas sin horno (de la abuela)