Hay momentosen los que la naturalidades realmente deliciosa.

Muchos amantes del chocolate se preguntan ¿Cómo un chocolate tan natural puede ser tan delicioso? ¿Cómo unos ingredientes naturales cuidadosamente seleccionados pueden combinar de forma tan irresistible con un chocolate sin azúcar y sin gluten? Maravillosa contradicción.

Bienvenidos a la deliciosa naturalidad.

Lo normal es poder comer chocolate con naturalidad y eso es realmente delicioso.

Torras cascade 1
Torras Cascade 2
Torras cascade 3

Lo natural es disfrutar del chocolate cuando te apetece. En el sofá con tu pareja, en el trabajo, en la calle si lo llevas en el bolso… Lo natural es poder disfrutar de un chocolate con unos ingredientes naturales sin pensar en si tiene azúcar o gluten. En definitiva, lo natural es poder comer chocolate sin prejuicios y eso es naturalmente delicioso.

Lo natural es no tener remordimientos cuando comes chocolate.

Lo natural es ser como eres y eso es delicioso.

Porque eres así, natural. Porque te gusta y te apasionan esos pequeños detalles de la vida. Porque te llena ser así, no complicarte y apreciar con sencillez y respeto todo lo que nos brinda la naturaleza. Por que ves la vida con esa deliciosa naturalidad. Torras es tu chocolate.

La Deliciosa Naturalidad de...

Lusesita

Siempre es un privilegio dejarse iluminar por el talento de Lusesita. Creaciones que son pura dulzura, mucha sensibilidad y un lenguaje libre de formas para conseguir esa frescura y naturalidad en sus obras. Todo lo que crea Lusesita es delicioso, y es natural que la apoyemos para que siga haciendo cosas bonitas.

¿Qué te inspiró para crear tu proyecto?
Para cada proyecto que hago me inspiro en diferentes temas, al desarrollarlos siempre aparecen formas orgánicas y colores suaves que acompañan mi obra. Me inspiran artistas como Alexander Calder, Isamu Noguchi, Hilma af Klint, Franz West, Rosa Loy… y muchos más.

¿Por qué crees que la naturalidad de tu proyecto puede llegar a ser realmente deliciosa?
Trabajo siempre a mano, no utilizo moldes. Cada una de las piezas que elaboro es una pieza única, y después de muchos años y una vez aprendidas las técnicas, puedo centrarme en un lenguaje más libre y dar importancia a la frescura y naturalidad en mi obra.

¿Cuál es tu momento favorito para comer chocolate?
Me encanta el chocolate. Como chocolate cada día, sobre todo después de almorzar y cenar. Sin chocolate, la vida sería muy triste.

Bravanariz

Esta vez nos ha cautivado, y no solo por el olfato, uno de los proyectos con más sensibilidad que puedas experimentar. Una manera de reconectar con la naturaleza, para despertar nuestros sentidos y no olvidarnos de que somos naturaleza. Una idea deliciosa para vivirla en la máxima naturalidad.

¿Qué te inspiró para crear tu proyecto?
La fuerza y belleza de nuestros paisajes. El poder cautivador de la naturaleza, que nos supera en todo momento, y nos hace sentir pequeños y a la vez parte de un todo. Y, en concreto, la superioridad del reino vegetal, que se comunica a través del olor, perfumando el aire, lanzando mensajes codificados que estamos muy lejos de comprender pero que nos afectan poderosamente.

¿Por qué crees que la naturalidad de tu proyecto puede llegar a ser realmente deliciosa?
Porque somos naturaleza, por mucho que intentemos olvidarlo. Y lo natural nos sienta bien, porque nos reconcilia con lo que somos, con nuestra esencia. La experiencia de reconectar con la naturaleza, tanto la interior como la que nos rodea, es una auténtica delicia. Una fiesta para nuestros sentidos. Y el olfato, que es nuestro sentido más primitivo y animal, es especialmente sensible a eso. Nuestros perfumes te hacen redescubrir la sensualidad aromática del entorno natural y te invitan a oler salvaje. En cierta manera, son liberadores. ¿No es eso delicioso?

¿Cuál es tu momento favorito para comer chocolate?
Por la tarde. Yo asocio el chocolate a aquellas meriendas de la infancia. La única excepción es cuando el chocolate forma parte de algún guiso. Los calamares encebollados con chocolate que hace mi madre, por ejemplo. Eso es realmente delicioso. En cualquier caso, para mí el chocolate ha sido siempre un producto social. Lo tengo asociado, desde pequeño, a fiestas y encuentros. No soy de los que se comen una tableta a solas. No es un placer prohibido, sino una celebración del placer compartido.

Numon

El cuidado por la naturaleza y el respeto hacia ella nos cautiva, nos seduce y nos llena de sensibilidad. Crear a partir de materiales reciclados es el gran valor de Numon. Una idea deliciosa a la vez que brillante que nos ayuda a hacer nuestro día a día un poco más sostenible.

¿Qué te inspiró para crear tu proyecto?
El mundo del reciclaje y la sostenibilidad siempre me interesó, así que decidí iniciar mi proyecto basándome en estos dos principios.

¿Por qué crees que la naturalidad de tu proyecto puede llegar a ser realmente deliciosa?
En este mundo tan desnaturalizado y masificado, un poco de naturalidad puede llegar a endulzar nuestras vidas, aunque sea a través de un bolso o un accesorio. Nosotras intentamos poner un toque especial con nuestras piezas, que están hechas artesanalmente, cuidando los materiales y el proceso de creación y fabricación.

¿Cuál es tu momento favorito para comer chocolate?
Sin duda después de comer. Necesitamos un toque dulce para coger fuerzas para la tarde.