Iniciar sesión: Media Center

Compra nuestro chocolate online:

Acceder a la tienda online
Chocolate blanco es malo

¿El chocolate blanco es malo o sano?

Dentro de todas las variedades de chocolate que existen, el chocolate blanco es el que tiene peor fama, e incluso se dice que “es malo” para la salud. Sin embargo, muchos de los detractores no son conscientes de sus beneficios, que van mucho más allá de un sabor delicioso y de ser un ingrediente que queda genial en muchas recetas de postres.

A continuación vamos a jugar a ser “doctor Jekyll y mister Hyde” y te explicaremos por qué el chocolate blanco puede considerarse malo y cuáles son sus puntos fuertes. Seguro que hay algunas propiedades que desconocías.

¿El chocolate blanco es malo?

El chocolate blanco no es malo, siempre y cuando se coma sin excesos. Los expertos recomiendan un máximo de 30 gramos al día, lo que equivale a una o dos onzas, según el tipo de tableta.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el chocolate blanco no está hecho con cacao, que es el que aporta la mayor cantidad de propiedades beneficiosas al chocolate negro. El chocolate blanco suele estar compuesto de un 20% de manteca de cacao, un 14% de sólidos lácteos, un 3,5% de grasa láctea y aproximadamente un 55% de azúcar.

La verdad es que se trata de mucho azúcar y por lo tanto, un aporte calórico elevado. Por esa razón, marcas como Torras han desarrollado un chocolate blanco mucho más sano, sustituyendo el azúcar por un edulcorante llamado maltitol, que es reducido en calorías, con apenas 2,1 calorías por gramo.

Chocolates Torras Tienda

Beneficios del chocolate blanco

A pesar de no llevar cacao, los ingredientes que forman el chocolate blanco tienen propiedades saludables para nuestro organismo. Te las resumimos en 5 puntos:

  1. El chocolate blanco aporta vitamina A, potasio, magnesio, zinc y hierro.
  2. Es rico en calcio gracias a su alta composición láctea. Unos 100 gramos de chocolate blanco contienen alrededor de 270 miligramos de calcio. Por lo tanto, es bueno para los huesos y combatir problemas óseos como la osteoporosis.
  3. Es muy recomendable durante el embarazo, ya que es una etapa en la que se necesita una mayor cantidad de calcio.
  4. Su alto aporte calórico hace que el chocolate blanco sea muy útil para aquellas personas con un gran gasto energético, como los deportistas.
  5. También contiene grasas buenas que ayudan al cuerpo a funcionar mejor.

Conclusión: ¿chocolate blanco sí o no? 

La respuesta es clara: chocolate blanco sí, pero siempre con moderación. En realidad esta respuesta podría servir para cualquier otro alimento, ya que ni siquiera comer fruta en exceso es bueno. 

Como ya te hemos comentado en el artículo, se sugiere ingerir un máximo de 30 g de chocolate blanco al día, es decir, entre una y dos onzas. De esta manera estarás potenciando mucho más los beneficios que los inconvenientes del chocolate blanco.

Además, es muy recomendable apostar por el chocolate blanco sin azúcar. A diferencia de lo que se pueda creer, su sabor es tan dulce y rico como el que tiene azúcar, pero con la particularidad de tener muchas menos calorías. Sin duda, es la mejor opción para los amantes del chocolate blanco, incluso para preparar postres.