Iniciar sesión: Media Center

Compra nuestro chocolate online:

Acceder a la tienda online

Cobertura de chocolate espejo: ¿Cómo hacerla en casa?

La cobertura de chocolate espejo, también conocida como glaseado espejo, es una de las formas más elegantes de terminar recetas como la de un bizcocho de chocolate. El brillo y la uniformidad que se logra con este tipo de cobertura le da un toque profesional que sorprenderá a todos tus invitados, que incluso dudarán de que lo hayas hecho en casa.

Aunque no se trata de una receta particularmente compleja, debes prestar atención en qué ingredientes usamos y en algunos de los consejos que te damos durante el procedimiento.

Ingredientes para hacer una cobertura de chocolate espejo

Es importante que el chocolate troceado o en forma de gotas sea especial para postres o para fundir. Este tipo de chocolate normalmente tiene una mayor cantidad de manteca de cacao, de manera que se derrite de forma más sencilla y conserva todo su sabor. En Torras incluso los encontrarás de chocolate blanco sin azúcares añadidos.

Pasos para preparar una cobertura de chocolate espejo

  1. El primer paso es refrigerar durante al menos 30 minutos el bizcocho en el que quieres poner la cobertura espejo. Es necesario que esté frío cuando repartamos el chocolate por encima.
  2. Hidrata la gelatina con los 60 ml de agua y déjala reposar mientras sigues el resto de la receta.
  3. Añade en una olla el azúcar glass y los 125 ml de agua y llévalo a ebullición.
  4. Cuando hierva, retira la mezcla del fuego y añade el chocolate cortado a trocitos o las gotas de chocolate. Remueve hasta que el chocolate se haya fundido.
  5. Añade el cacao en polvo y la nata y sigue mezclándolo bien.
  6. Añade la gelatina hidratada y dale unas vueltas para que se diluya en la mezcla.
  7. Para evitar que quede algún grumo, bátelo con una batidora eléctrica.
  8. Cuela la mezcla con un colador de malla fina.
  9. Espera a que la temperatura disminuya hasta los 30ºC. Necesitarás un termómetro de cocina para ello. 
  10. Cuando la cobertura llegue a la temperatura ideal, saca el bizcocho del frigorífico y ponlo en un plato o una superficie que se pueda manchar, ya que la cobertura rebosará y caerá por todo el bizcocho.
  11. Con la ayuda de una espátula, reparte uniformemente la cobertura para que quede lisa y con el efecto espejo deseado.
  12. Pon el bizcocho con la cobertura en su plato o bandeja final y refrigéralo durante 15 minutos o hasta media hora antes de comerlo.

¡Y ya tendrás tu cobertura de chocolate espejo hecha! Puedes decorarla con alguna flor de pasta de goma, frutos rojos o incluso las esferificaciones de chocolate que te enseñamos a hacer en nuestro anterior artículo. 

Tarta de chocolate vegana sin horno
Tarta de chocolate vegana sin horno: Receta saludable
Crema de chocolate blanco para relleno y cobertura
Trenza de chocolate
Trenza de hojaldre y chocolate con masa quebrada
Granizado de chocolate
Granizado de chocolate: cómo hacerlo en casa fácil
Tarta de galletas y chocolate
Tarta de chocolate y galletas sin horno (de la abuela)