Iniciar sesión: Media Center

Compra nuestro chocolate online:

Acceder a la tienda online
Praliné o gianduja

Diferencias entre chocolate gianduja y praliné

El praliné y la gianduja son dos de las cremas de chocolate más conocidas y usadas en la actualidad, especialmente para hacer el relleno de recetas de bombones o bizcochos. Ambas, además de chocolate, suelen estar hechas con avellanas y otros frutos secos, de manera que muchas personas tienden a confundir la una con la otra.

A continuación te ayudaremos a resolver todas tus dudas sobre cuáles son las diferencias entre el chocolate gianduja y el praliné. ¿Con cuál te quedas?

Chocolates Torras Tienda

¿Qué es el praliné?

El praliné se creó por primera vez en Francia, en el siglo XVIII, cuando el cocinero del Duque de Choiseul derramó por accidente azúcar líquido (caramelo) sobre unos trozos de almendra molida. Al enfriarse la mezcla, la trituró y obtuvo una crema deliciosa, que desde ese momento se empezó a usar en dulces y postres.

Hoy en día su composición ha cambiado un poco, aunque mantiene la esencia de siglos atrás. Para hacer praliné se usan todo tipo de frutos secos, aunque las almendras o las avellanas son las más populares, y se mezclan con caramelo. También suele usarse chocolate, que puede ser negro, blanco, con leche o una ganache. 

Praliné o gianduja

Los pasos para hacerlo en casa no son complicados, aunque quizás necesitarás probarlo varias veces hasta lograr una textura sedosa y brillante:

  1. Primero hay que elaborar el caramelo. Para ello debes poner el azúcar junto a unas cucharadas de agua a fuego muy lento. Puedes añadir unas gotas de zumo de limón para que no se endurezca y evita removerlo, ya que podrías provocar que se cristalice.
  2. Tritura los frutos secos que vayas a usar, preferiblemente avellanas o almendras, lo mejor posible. Es una de las claves de la textura suave del praliné, aunque crujiente también estará buenísimo.
  3. Mezcla los frutos secos triturados con el caramelo y vuelve a triturar la mezcla.
  4. Derrite el chocolate para postres al baño maría, mézclalo con el caramelo y los frutos secos y vuelve a triturar hasta lograr la textura más fina posible.

¿Qué es la gianduja?

La gianduja nació en Italia a principios del siglo XIX, cuando los chocolateros buscaban la forma de ahorrar dinero por el aumento del precio del cacao. Por esa razón mezclaron cacao con avellanas locales molidas, logrando una mezcla suave que triunfó y se extendió rápidamente por todo el país. 

Tal y como hemos mencionado, la gianduja es un dulce tradicional italiano elaborado con pasta de chocolate y avellanas, pero también puede elaborarse con chocolate con leche, chocolate negro, pasta de avellanas y diversos frutos secos.

La gianduja tradicional se caracteriza por su textura cremosa y su dulzor característico. Sin embargo, existen algunas variaciones, como la pasta de almendras y avellanas. 

En 1852, los chocolateros Michele Prochet e Isidore Caffarel empezaron a tostar las avellanas antes de triturarlas, logrando un sabor todavía más delicioso.

Gianduja o praline

Su nombre proviene de la famosa máscara de la Commedia dell’Arte, un tipo de teatro italiano. Gianduja es un personaje campesino de la región del Piamonte. Como tal, se considera la máscara oficial del carnaval de la ciudad de Turín, donde se fabrica. A lo largo de la historia, ha sido una golosina popular en Italia.

La gianduja se vende en varias formas y está disponible en los supermercados en forma de pasta para untar. Las pastas para untar varían de amargas y oscuras a dulces y cremosas. También hay barritas de Gianduja, algunas con capas de chocolate y crema de avellanas. 

Este manjar italiano se ha hecho cada vez más popular, con muchas variaciones y aplicaciones. Los dos tipos principales de gianduja son la variedad untable y la barra de chocolate, sin duda alguna es una excelente opción para un postre de chocolate.

Los pasos para hacer gianduja son los mismos que los del praliné, aunque la gianduja es más suave y envolvente (casi se tiene que deshacer en el paladar), de manera que es necesario contar con una máquina para refinarlo.

Conclusión: ¿cuál es la diferencia entre chocolate gianduja y praliné?

Frutos secos, chocolate, azúcar, la misma elaboración… entonces, ¿cuál es la diferencia entre el praliné y la gianduja más allá de su origen?

Las diferencias son 3: los frutos secos que se usan, la textura y si se les agrega chocolate o no.

El praliné puede hacerse con muchos frutos secos distintos (avellanas, almendras, nueces, nueces de macadamia, pistachos…), mientras que la gianduja está elaborada casi exclusivamente con avellanas, almendras o una mezcla de ambas.

En cuanto a la textura, el praliné puede ser suave o un poco crujiente, e incluso ser utilizado como cobertura dura, mientras que la gianduja siempre debe ser una pasta fina. No encontrarás gianduja crujiente o dura, ya que uno de sus puntos fuertes es su suavidad.

Por último, cabe destacar que el praliné no siempre usa chocolate, ya que una mezcla del caramelo con los frutos secos triturados ya se puede considerar praliné. En cambio, la gianduja no se entiende sin el chocolate, sea negro, con leche o blanco.

Chocolates Torras Tienda

Los pedidos recibidos entre el 27 de julio y el  22 de agosto se expedirán a partir del día 23 agosto.
¡Disfruta de un 10% de descuento para que la espera sea más dulce!